SOBRE LOS MÍTICOS MONJES SOLDADOS

Cultura Marcial 14 de septiembre de 2021 Por Fernando A Cartofiel
241784470_1481481205551544_5017562947529633924_n

Pocas son las personas que conocen la importancia histórica que tuvieron los Sōhei (僧兵, "monjes soldados" o "monjes guerreros") en la historia del Japón.
* ¿QUIÉNES ERAN ESTOS MONJES?
Fueron monjes guerreros budistas del Japón medieval y feudal. Estos monjes guerreros llegaron, en ciertos momentos de la historia, casi paralelamente a los Yamabushi pero no deben confundirse con ellos, ya que eran otro tipo de monjes que tenían prácticas espirituales diferentes.
* SU ORGANIZACIÓN INTERNA
El templo local de una orden monástica sōhei podía haber tenido no varios, sino docenas o cientos de monasterios más pequeños, salones de entrenamiento y templos subordinados vinculados a él. Un famoso monasterio sōhei es el de Enryaku-ji en el Monte Hiei, en las afueras de Kyoto.
* ORÍGENES HISTÓRICOS:
Los monjes guerreros aparecieron por primera vez durante el período Heian, cuando iniciaron amargas disputas políticas entre diferentes templos y subsecciones del Budismo, debido a los nombramientos imperiales para los puestos más altos de los templos (como el de Abad). Gran parte de los conflictos durante los siguientes cuatro siglos se debieron a este tipo de disputas políticas, y se centraron en los templos de Kioto, Nara y Ōmi, es decir, los templos Tōdai-ji, Kōfuku-ji, Enryaku-ji y Mii-dera, los cuatro templos más grandes del país.
El primer conflicto armado estalló en 949, cuando 56 monjes del Tōdai-ji realizaron una protesta en la residencia de un funcionario de Kioto por un nombramiento que les disgustó. Las protestas de este tipo continuaron durante el siglo X, a menudo estallando en reyertas en las que algunos participantes resultaron asesinados. En 970, tras una disputa entre el templo de Enryaku-ji y el Santuario de Yasaka de Kioto, los primeros establecieron el primer ejército permanente de monjes guerreros.
* SU FAMA DE GUERREROS SE EXTIENDE
A fines del siglo XII, Japón se sumergió en las Guerras Genpei y, aunque las disputas entre los templos no terminaron, quedaron subsumidas por eventos más importantes. Los clanes Minamoto y Taira, en guerra, trataron de obtener la ayuda de los monjes guerreros de Nara y Kyoto, sumando las tropas de los templos a sus ya poderosos ejércitos de samuráis.
Después de las guerras Genpei, los monasterios, en su mayoría, centraron su atención en la reconstrucción, primero física y luego políticamente. Su influencia política se fortaleció a través de medios pacíficos, y los monjes guerreros jugaron papeles muy menores en las guerras de los siglos XIII y XIV. Aún ocurrían ocasionalmente conflictos violentos entre los templos, causados una vez más por los nombramientos políticos y espirituales, y por asuntos relacionados. (...)
En 1580 y la década de 1590, varias facciones de monjes guerreros se aliaron con Tokugawa Ieyasu o su rival Toyotomi Hideyoshi, luchando en una serie de batallas y escaramuzas. Cuando Tokugawa Ieyasu finalmente derrotó al último de sus enemigos y tomó el control del país en 1603, la vida de los monjes guerreros llegó a su fin.
* SU INDUMENTARIA Y HERRAMIENTAS:
Los Sōhei solían tener grandes conocimientos de #artesmarciales y exponer al máximo su resistencia física, siendo los "Monjes de Hiei" los más importantes. Estos monjes profesaban la escuela budista #Tendai. Como vestimenta, los monjes solían llevar una serie de kimonos, generalmente blanco debajo y violeta en la parte superior; Este estilo ha cambiado muy poco desde la introducción del budismo en el siglo VII. El calzado tradicional consistía en zuecos de madera o sandalias. Los monjes guerreros a menudo solían llevar un gran pañuelo blanco para cubrirse la cabeza. Por último, muchos monjes guerreros llevaban parte de la armadura samurái.
* SUS ARMAS MÁS CONOCIDAS:
Los sōhei eran muy variados en armamento. Normalmente solían llevar consigo la naginata (una larga lanza con una hoja unida a su extremo). Su largo alcance la hacía muy efectiva contra caballería e infantería. Esta llamativa arma estaba relacionada con los monjes guerreros y fue usada por el famoso Gochin no Tajima (también conocido como Tajima "el Cortaflechas") en la batalla de Uji en 1180. Lideró la defensa de un puente blandiendo su naginata con tal maestría, que las flechas del enemigo rebotaban sin hacerle el menor daño. También utilizaban el arco y el mosquete y la #katana en la lucha cuerpo a cuerpo.
* PRUEBA DE MENTE SOBRE EL CUERPO
Para alcanzar este fin, los monjes se sometían al "Kaihogyo", una atroz prueba de resistencia física en la que tenían que recorrer 30 km por día a pie, durante 100 días seguidos, a lo largo de cinco años consecutivos. El sexto año, la distancia se ampliaba hasta los 60 km (durante 100 días) y el séptimo hasta los 84 km. A diferencia de la mayoría de las doctrinas budistas, los seguidores de Tendai sostenían que se podía conseguir la iluminación en una sola vida.

* Fuentes: Wikipedia, Cronicas de Kurota, Historia Feudal Japonesa .

https://web.facebook.com/lucilacenturioncabrera.dobokmedio

Te puede interesar