¿Quiere ser fuerte?¿Quiere ser fuerte y explosivo?

DEPORTE & PREPARACIÓN 24 de septiembre de 2021 Por Paulo Castro Molina
descarga

¿Quiere ser fuerte?, póngale un peso que no lo deje hacer más de 6 repeticiones al fallo. ¿Quiere ser fuerte y explosivo?, póngale peso, haga derivados de halterofilia y pliometría. NO haga funcional si sus objetivos son los anteriores, que no lo sigan cuenteando. 

Entrenar la fuerza mejora la comunicación entre el cerebro y las fibras musculares, provocando mejoras importantes en la fuerza y el rendimiento deportivo. Individuos sin entrenamiento sólo pueden activar una parte de su masa muscular en un momento dado.
Todos nuestros movimientos dependerán de una corriente eléctrica generada por el cerebro, la cual baja por la médula, y llega a los músculos a través de las unidades motoras, (U.M).
Al igual que muchos sistemas fisiológicos, las unidades motoras pueden cansarse durante el ejercicio. A medida que el sistema neuromuscular se fatiga, la capacidad de activación de unidades motoras disminuye y podrías experimentar una reducción de tu fuerza. Sin embargo, el entrenamiento de fortalecimiento aumenta el tiempo que una unidad motora puede permanecer activa sin cansarse o sobrecargarse. Por lo tanto, las adaptaciones neuromusculares mejoran tu resistencia muscular, o tu capacidad para permanecer activas más tiempo. Por ejemplo, el aumento de la resistencia motor-unidad te permitiría realizar más flexiones o dominadas continuas.
La actividad física requiere la activación de varios grupos musculares utilizando numerosas unidades motoras. Si eres sedentario, tu cerebro podría activar algunas unidades motoras necesarias a destiempo, causando movimientos ineficientes. Por otro lado, el entrenamiento de fortalecimiento ayuda a sincronizar la activación de unidades motoras, o su capacidad para activar las que se requieran en el momento exacto para producir una fuerza máxima y un movimiento más eficiente. La activación de unidades motoras sincronizadas funciona como los remeros que reman al unísono en un bote, comparados con remeros que lo hacen en diferentes momentos.
Si el deportista comienza su sesión de entrenamiento realizando un trote muy suave, el cerebro enviará una corriente pequeña, no más de 15 hz, la cual hará contacto con una U.M pequeña, inervando la fibra lenta o st. Este mismo deportista comienza a realizar sentadillas con pesos elevados, el cerebro enviará más electricidad, unos 30 hz, llegando hasta el músculo por una U.M intermedia, inervando las fibras FTIIa. Este mismo deportista comienza a realizar ejercicios de pliométría, saltando unos cajones de 50 cm, el cerebro se ve en la obligación de enviar mucha más corriente, sobre 50 hz, la cual llega hasta el músculo por una U.M gruesa, inervando la fibra FTiib.
El reclutamiento de las fibras
El reclutamiento de las fibras musculares está explicado por la ley de Henneman que muestra como las fibras lentas (ST) son reclutadas antes que las rápidas, cualquiera que sea el tipo de movimiento. Hay en este caso un paso obligado por las fibras lentas, lo que de ninguna manera interesa para movimientos rápidos o explosivos. La representación de Costill (1980) es muy descriptiva, donde una carga ligera entrena un reclutamiento de las fibras ST o lentas, una carga mediana recluta las fibras ST y las fibras intermedias de tipo IIa, y una carga máxima recluta las fibras lentas, las intermedias y las más rápidas, las de tipo Ilb.
Por lo tanto, si la intención es entrenar las fibras FT, para un deporte en particular, resulta esencial trabajar con una intensidad alta o muy alta. Ahora bien, esta elevada intensidad no depende de la utilización de cargas cercanas a la fuerza máxima o a 1RM, sino más bien del grado en el que las fibras musculares son reclutadas durante el esfuerzo.
Los términos contracción rápida y contracción lenta no significan necesariamente que movimientos rápidos recluten exclusivamente fibras FT y movimientos lentos, fibras ST. Con una gran aceleración de la carga, la segunda Ley de Newton establece que la fuerza resultante puede ser elevada. De esta forma, la fuerza máxima producida en una aceleración rápida con una carga de 100 Kg. puede superar fácilmente la fuerza máxima generada con una carga de 150 Kg. con una aceleración más lenta.

https://web.facebook.com/lucilacenturioncabrera.dobokmedio

Te puede interesar