HAPKIDO – QUÉ ES, QUE SIGNIFICA, HISTORIA

Cultura Marcial 19 de octubre de 2021 Por Maestro Jose Coello
hapkido

En este artículo vamos ha hablar sobre que es el Hapkido, su significado, en que consiste y por que es tan efectivo para la defensa personal.
¿Que es el Hapkido?
El Hapkido es un arte marcial tradicional mixto o híbrido, originario de Corea, enfocado a la defensa personal.
Con tradicional, queremos decir que el origen de las técnicas del mismo, son de artes marciales antiguas, como son técnicas japonesas de la Dayto Ryu Aikijujutsu y técnicas de antiguas artes marciales coreanas, como son el Kung Jung Mu Sul, Bulkyo Mu Sul y Sado Mu Sul.
Moo Shin Kwan – Casa Korea World Hapkido Federation España
Hay artes marciales, llamadas blandas o internas y otras duras. Se podría decir que las artes marciales blandas son las que buscan un trabajo de interior, con movimientos lentos y teniendo en cuenta la respiración y trabajando la meditación. Una muestra de ello, puede ser el Taichi. Como hemos dicho, también hay artes marciales duras, entre la que pueden estar el kárate, con movimientos rápidos y contundentes. Es por ello, que definimos al hapkido como mixto o híbrido, porque cultiva, tanto la parte interna como la externa.
Aunque en el Hapkido haya una parte japonesa, de la anteriormente mencionada Dayto Ryu, su fundador era coreano y el cultivo del mismo se originó en dicho país, actualmente difundido por todo el mundo.
Historia del Hapkido
Durante la dinastía Shilla en Corea, en el siglo VII d.C., hace unos 1.350 años, se formó una organización llamada Hwa Rang Do para entrenar a los jóvenes de las clases nobles para convertirse en equipos de combate de emergencia, listos para defender la región en tiempos de necesidad.
El Hwa Rang Do, que se traduce aproximadamente como «Camino de la Flor Joven» fue legalizado y apoyado por el rey Chin Hung de la dinastía Shilla. Estos pequeños grupos vivían en un lugar común y ejercitaban tanto la mente como el cuerpo con una estricta disciplina
y enseñanzas bajo las disposiciones de la clase noble. El arte marcial que se enseñaba a los Hwa Rang Do, aunque sin nombre en aquella época, constituyó la base de lo que sería el Hapkido moderno. Varias formas de Hapkido se encuentran representadas en los muros de piedra y en lo que queda de las ruinas de lo que fueron edificios de la dinastía Shilla.
Con el paso del tiempo, la disciplina marcial del Hwa Rang Do se disipó, ya que cada vez más jóvenes de la nobleza eligieron prepararse para la vida de los negocios en lugar de la guerra. La mayoría de los descendientes del Hwa Rang Do original optaron por la formación intelectual, preparándose para el Examen Nacional que les llevaría a ser funcionarios del gobierno y similares. El resultado fue que el mantenimiento de las artes marciales se degradó hasta que sólo quedó una sombra de las antiguas artes. Este remanente se llamó Taek Ki Yon y más tarde se convirtió en Taekkyon.
El arte fue mantenido por monjes en monasterios aislados que conservaban las técnicas y filosofías originales. Con la invasión japonesa de Corea en 1910, todas las artes marciales coreanas fueron prohibidas y la única práctica y mantenimiento de las formas originales se realizó en secreto en monasterios aislados en lugares remotos de las montañas. El estudio de las artes marciales japonesas, concretamente el Judo y el Kendo, se permitió hasta cierto punto y las influencias de estas artes se ven en el Hapkido en sus lanzamientos y movimientos de agarre, así como la relación entre el Kendo japonés y el Kum Do coreano, que significa El Camino de la Espada, es fácilmente evidente.
Fue poco después del comienzo de la ocupación japonesa cuando Choi Yong Suhl, el creador del Hapkido moderno, emigró a Japón. Habiendo ya dominado el Tae Kyun en su juventud, el maestro Choi estudió un sistema japonés llamado Daito Ryu o Dai Ju-Jutsu. Se dice que este sistema de Ju-Jutsu es el precursor del Judo y el Aikido. El maestro Choi regresó a Corea tras el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945 y fundó la primera escuela de Hapkido en Taegu, Corea.
El Hapkido es un retoño directo de la forma original de arte marcial coreana del Taekkyon. El Ju-Jutsu japonés también tiene su origen en el Taekkyon coreano. A través de su larga historia y su constante reelaboración a través de los años para adaptarse tanto a la clase noble que fundó sus principios de enseñanza tanto física como mental, que se trasladaría a una vida de servicio a la comunidad y a la comprensión de los soldados coreanos endurecidos por la batalla que lucharon para preservar la independencia de Corea de todas las naciones importantes en el continente a través de los años. Esto la convirtió en una de las primeras artes verdaderamente integradas que reconocía la eficacia de combinar los mejores aspectos de los estilos «duro» y «suave» en una combinación muy poderosa de técnicas y teorías.
Con el tiempo, el maestro Choi y su mejor alumno, Ji Han Jae, llevaron el Hapkido a Seúl para enseñarlo al público por primera vez; más del setenta y cinco por ciento de la población de la República de Corea vive en Seúl, por lo que era la elección lógica para los esfuerzos de expansión. El maestro Choi se retiró finalmente a Taegu y murió en 1987.
Hoy en día, muchos de los legendarios Grandes Maestros de Hapkido que revitalizaron el Hapkido y lo llevaron a Occidente ya no están con nosotros.
Hapkido como defensa personal
Como hemos comentado, en Hapkido se cultiva una parte interna, como pueden ser los movimientos Hapki, los Chonad Bop, Dan Jon Ho Hup y ejercicios de Mu-nyon. Mientras que en la parte externa es un arte marcial principalmente enfocado a la defensa personal, se trabajan todas las distancias de combate, incluyendo el cuerpo a cuerpo y el trabajo en suelo.
En el Hapkido se trabaja diferentes situaciones de defensa, ya sea a agarres, estrangulaciones, ataques con armas etc.
Según sea la distancia, se trabajarán las técnicas de patadas o contra las mismas. Técnicas de rodilla, todo tipo de golpes de manos, utilizando el puño, canto de la mano y dedos, así como golpes con los codos. También se trabaja todo tipo de luxaciones, proyecciones y trabajo de armas, como son el palo largo, mediano, corto, trabajo con bastón, nunchaku, cuerda o cinturón, abanico o espada. Otra faceta del mismo, es el entrenamiento con cuchillo o defensas contra este, ya sea con mano desnuda o con otra arma. Así mismo, como también se trabajan defensas contra armas de fuego.

https://web.facebook.com/lucilacenturioncabrera.dobokmedio

Te puede interesar