Karate -Do y ZEN

Por: Lucila C. Centurión Cabrera
IMG_20190213_182751

Como OSHO asegura Japón es tierra fértil de florecimiento, toda semilla e incluso ya germinada y crecida florecerá allí. Lo mismo sucede con  el espíritu, al contrario de la mente que se expande en el silencio para dar lugar al sentir. Podemos decir que en Japón se han forjado los mejores espíritus, porque ellos han podido florecer.

 Pero a ¿qué se debe esto?

Pues milenariamente Japón se caracterizado por ser tierra rebosante de alegría, expresiva y luminosa en su naturaleza, todo lo que la integra se transmite en energía buena y fecunda, productiva para hacer crecer y ser comadrona en el nacimiento de todo lo bueno. Es por eso que en Japón todo nace y se expande.Lo que haya ahí no puede morir solo florecer,crecer y expandirse.

Esto también  pasa con el ZEN, que al ser llevado desde China a Japón  afloró como una de las artes más bella en alcanzar la iluminación, el camino más sano y diverso (ya que los distintos patriarcas del ZEN utilizaban técnicas diferentes , por ejemplo Rinzai era conocido como "el maestro de lo irracional" porque utilizaba los gritos para mover al discípulo hasta su centro mismo).

¿Qué más sucedió en Japón?

La historia tiene diversas leyendas y cuentos para relatar la manifestación del ZEN, pero hay algo en los que todos coinciden: allí  este encontró el espacio físico para manifestarse, buscó lo propicio y lo justo, lo halló en la naturaleza y en el hombre...

"Japón resultó ser la cumbre. Y la cumbre consistió en que, para encontrar la verdad, todo se puede utilizar. Un guerrero puede incluso utilizar su espada en la lucha contra otro guerrero, no necesita sentarse a meditar.El arquero puede encontrarla en su arco,el pintor en su pintura, el escultor en su escultura"

                               OSHO

Fue así como el ZEN encontró en el Karate -Do un terreno propicio para el brote. Fluyendo en él y atravesando la barrera de lo abstracto para realizar el arte dentro del arte, forjar el el espíritu en lo marcial...

Ángel Lavin practicante de Karate -Do Shito-Ryu en la escuela de Shitokai Murayama  en la ciudad de San Luis (Potosí - México)  y discipulo del Sensei Felipe Rodrígues Grimaldo concedió a Dobok una pequeña , pero esclarecente nota sobre este tema poco incursionado en la actualidad.  

¿Cómo surgió la relación del zen con el karate Do? ¿Cómo se integra y toma forma?

 La relación con la filosofía zen comenzó cuando el karate okinawense se expande a Japón, fue llevado de las manos de Kenwa Mabuni y de Gichin funakoshi ya que ambos son descendientes de familias samurais por lo cual crecieron de la mano con el honor y el confucionismo.El camino o Vía Zen es un sendero, un “DO”, una práctica para la iluminación o el "despertar" del Ser Humano. Karate-Do entonces, como todo “Do”, al ser un camino Zen va muchísimo más allá que el simple propósito de la práctica de un deporte o de una escuela para formar peleadores.

 ¿Qué virtudes  de la disciplina se reforzaron con esto?¿Cómo se nutrió él karate do del zen? ¿En qué época?¿Quiénes fueron sus pioneros?

El karate al principio solo era una forma de pelea, los intercambio de técnicas solamente eran peleas burdas en bares sin embargo con la introducción de la filosofía zen se le dio un sentido para formar a todo practicante como una persona honorable.Esto sucedió durante la época del shogunato en donde se dió la prohibición de armas obligando así a Okinawa abrir sus rutas comercialesLos pioneros de esto fueron  Gichin Funakoshi y Kenwa Mabuni.

 Cómo se nutrió... Bueno con la integración del zen no solo se formó una parte importante en la constancia si no también en la educación moral del practicante ya que no se trata solo de pelea si no de llevar una vida digna

¿Cómo fluye él zen en la practica de Karate? (A través de los movimientos físicos o las enseñanzas)

¿En qué estado fluye él Zen? Por ejemplo: Gautama Buda sostenía que él Zen comenzaba en el silencio 

El estado fluye constantemente pero no puede apreciarse hasta que el alumno logré cierta experiencia ya que implica el que puedas callar tu ser interno para poder fluir, al hablar de su nacimiento en el silencio no es necesariamente literal

Es por eso que un practicante de un estilo tradicional es difícil hacerle enojar, un cinturón negro no llego ahí por ser un buen peleador en si pese a la estricta supervisión de la técnica si no por la madurez alcanzada tras años de enseñanza y entrenamiento.

El zen se integra durante la práctica constante no solo durante los puntos importantes al realizar una kata, kumite o bunkai si no también durante las enseñanzas de maestro a alumno, es por esto que el karate do no es un arte que se pueda aprender de forma autodidacta.

Dejo aquí, al final de esta nota o entrevista (está en su consideración darle forma alguna) para reflexión de los lectores las palabras de LAO TSÉ  en su obra TAO TE KING " los cinco colores ciegan al ojo".

Los cinco colores al que hace referencia son :azul,rojo,blanco y negro.

En la actualidad ¿cuántos marcialistas han perdido la vista en los colores que adorna su cintura? Olvidando forjar su espíritu que es lo único que prevalece.

 

Boletín de noticias