Historia y Desarrollo del Taekwondo en México

BRANDON ENRIQUE ZENTENO IGNACIO CINTA NEGRA 1•DAN PASEOS DE TULTEPEC 2, EDO.MEX, MÉXICO TESINA ESCUELA NACIONAL DE TAEKWONDO AVE FÉNIX “TULTEPEC”
Diapositiva1

Fue en mayo de 1969 cuando se empezó a escribir la historia del taekwondo mexicano. En ese momento llegó Dai Won Moon, quien un año antes había estado diez días en México para enseñar el karate coreano, y regresaba para quedarse y dejar los cimientos de uno de los deportes más exitosos del país en las últimas décadas.

“Después de los Juegos Olímpicos de 1968 me invitó el doctor Manuel Mondragón a dar clases por diez días, vine con un amigo. Me insistió que me quedara en México, yo no tenía idea, pero me vine el siguiente año, llegué el 22 de mayo de 1969. Desde entonces estoy en México, en 1975 me naturalicé y tengo cuatro hijos legítimos mexicanos”, recuerda Dai Won Moon, quien a partir de entonces sentó las bases de la escuela Moo Duk Kwan. Con el tiempo se separó de Mondragón, preparó entrenadores y expandió la escuela. “Era mi deseo que se difundiera el taekwondo por todo el país  para hacer del taekwondo de México uno de los más fuertes del mundo. Así quería hacerlo y lo estamos logrando”, dice Moon.

A partir de 1973, cuando se inician los campeonatos mundiales, México estuvo representado con la escuela de Dai Won Moon.

“Hasta el sexto Mundial, en Copenhague 1983, yo llevé, entrené y financié a los deportistas mexicanos. Una vez firmé una letra y me pase dos años pagando; después ya nos ayudaron las autoridades para ir a las competencias”, relata Moon.

En ese lapso México se hizo de un nombre en el escenario mundial y, en 1979, vio como Óscar Mendiola se convertía en monarca mundial. Al día de hoy, es el único varón que lo ha logrado. “Fue un resultado histórico, hasta el momento no se ha podido terminar en segundo lugar en el medallero”, recuerda Mendiola, quien compitió en el último día del evento. El sistema mexicano estaba consolidándose, los resultados se daban de manera paulatina. El propio Mendiola volvió a ganar plata el siguiente Mundial y también ganaron más de una presea Gustavo Sanciprián, Mónica Torres, Mónica del Real, Víctor Estrada e Iridia Salazar.

 

“Teníamos un orden metodológico importante, los planes estaban perfectamente definidos”, destaca Mendiola. “En la final Édna hizo un combate excelente, empezó con el marcador en contra; pero al final se proclama campeona mundial. La verdad fue un orgullo estar ahí”.

Eran los años de gloria del taekwondo femenil de México, con Iridia Salazar, medallista olímpica (2004), Díaz monarca mundial y, en 2007, María Espinoza como nueva campeona.

El actual Consejo Directivo marca cambios significativos en su organización y funcionamiento, mismos que contribuyen a obtener:

 

3er. Lugar Mundial Universitario 1992

5to Lugar Olímpico por equipos 1992.

Bicampeones Panamericanos en Ambas ramas en 1992 y 1994.

Tercer Lugar por equipos en los Juegos Mundiales 1993

Quinto Lugar Mundial Varonil en el Campeonato Mundial 1993.

7º. Femenil, Campeones de los XVIII de Juegos Centroamericanos y del Caribe 1993.

2do. Lugar Varonil en la Copa del Mundo de 1994.

Campeones de los XII Juegos Panamericanos de 1995.

7º. Lugar Varonil y 5º. Femenil en el Campeonato Mundial de 1995.

Campeones de la VII Copa del Mundo 1996 en La Rama Varonil.

7º. Lugar Varonil y 6º. Lugar Femenil en el Campeonato Mundial Juvenil de Taekwondo.

2do. Lugar en el X Panamericano de Taekwondo.

5to. Lugar varonil y 6to. Lugar femenil en la Copa del Mundo de Egipto de 1997.

7º. Lugar varonil y 7º. Lugar femenil en la Copa del Mundo de Alemania Sttugart en Marzo de 1998.

3er. Lugar con 10 medallas en Los XVIII de Juegos Centroamericanos y del Caribe de Maracaibo Venezuela.

En el aspecto económico y administrativo, el Consejo ha orientado sus acciones a captar recursos a través de un programa financiero, pero aún depende del subsidio que otorga el Gobierno Federal a través de los organismos deportivos oficiales: Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), Confederación Deportiva Mexicana (CODEME) y el Comité Olímpico Mexicano (COM), así como del apoyo de Proexcelencia del Deporte (PROEXCEL) para sus atletas de ELITE.

Como dato importante en 1994 el Taekwondo participó como uno de los 10 deportes básicos que manejó la Comisión Nacional del Deporte, para formar parte del programa de los Campeonatos Nacionales Infantiles y Juveniles que se realizaran en el Sistema Nacional del Deporte.

Para 1996, el Taekwondo se integra al programa de la Olimpiada Juvenil y en 1999 a los deportes de la Olimpiada infantil.

El Taekwondo tiene ahora la oportunidad de contribuir al ideal de paz y amistad entre la humanidad a través del deporte con su inclusión en los Juegos Olímpicos de Sydney y México tiene la oportunidad de ser protagonista en su deporte practicado por millones de personas alrededor del mundo.

 

“Traía una espinita de que no lo logré en 2005, no había muchas expectativas y conocía poco de las competidoras, pero trataba de llegar a las alturas que alcanzaron los mejores exponentes de mi deporte”, recuerda la última campeona Mundial que ha tenido México.

Actualmente, la Federación Mexicana de Taekwondo A.C. está integrada con un total de 31 Asociaciones Estatales, UNAM e IPN, así como grupos y escuelas.

Para reforzar éste trabajo de representatividad y normatividad, se instituyó un Registro Nacional de Instituciones, Grados y Profesores, con la finalidad de consolidar un desarrollo objetivo del Taekwondo en el país.

 

Ganar medallas en el Mundial se volvió una costumbre para México, aunque después de 1982 descendió la cantidad de preseas obtenidas. A finales de la década de los 90 México trabajó en lograr armonía en las escuelas de taekwondo. Era un deporte olímpico y requería mejor organización, y así creció.

Así llegó el Mundial de 2005, donde apareció Édna Díaz, de 19 años, para convertirse en la primera mujer mexicana que ganó en un Campeonato Mundial. Díaz entrenaba bajo el mando del español Ireno Fargas, y el jefe de entrenadores era Óscar Mendiola, el primer varón mexicano en ganar una medalla de oro.

Te puede interesar