EL TIGRE Y EL DRAGÓN

Por: Lucila C Centurión Cabrera
IMG-20190118-WA0015

En la década de los 80, en la república del Paraguay, el Taekwondo era la disciplina marcial en boga. Por ese entonces Javier Alberto Sánchez Mikolaychuk contaba con apenas nueve años cuando se inició en este arte, sin saber que era apenas el comienzo de un fructífero y arduo camino en las artes marciales. A través de los años fue creciendo y nutriéndose cada vez más de las disciplinas marciales obteniendo conocimientos , mediante el entrenamiento, de Kung Fu estilo Shaolin Chuan Sung y Iaido.

Tras un camino rico en enseñanzas marciales Javier se sintió con el deseo de crear algo nuevo: un lugar en donde se transmitan los conocimientos de varias artes marciales, fue así que en Septiembre del 2018 creó “El Equipo Especial de Artes Marciales – El Tigre y El Dragón”.

 

¿Qué es el Equipo Especial de Exhibición de Artes Marciales?

 El Equipo Especial de Exhibición de Artes Marciales “El Tigre y el Dragón” es una iniciativa personal para lograr una mayor difusión de diversas artes marciales. Usando la modalidad de Exhibición, buscamos inspirar, motivar a otros a unirse al camino marcial.

¿Cómo nació? ¿Para qué?

 Es el resultado de la concreción de un sueño personal de ya mucho atrás de mostrar las artes marciales más allá de lo obvio y de lo que estamos acostumbrados a ver en este ámbito.

 

De poder mostrar desde las destrezas más básicas a las avanzadas al alcance todos los niños, adolescentes, jóvenes y adultos

que posean el deseo de desarrollar su máximo potencial.

 ¿A qué se debió su creación?

 Su creación parte del deseo de ofrecer mayor variedad de caminos marciales a seguir y el Equipo Especial de Exhibición funciona como una especie de vidriera o escaparate donde se pueden observar a varias disciplinas en acción y así elegir la que más nos atraiga o convenga según lo que sea que buscamos a través de la práctica de artes marciales.

Usualmente pocas comunidades de mi país poseen variedad de alternativas para la práctica de artes marciales, solo las ciudades más grandes poseen variedad y es así como en la mayoría de los casos se termina practicando la disciplina disponible en sus comunidades. Nuestra intención es cambiar esa realidad. Sinceramente creemos que en la variedad no solo está el gusto, sino también la capacidad de ejercer nuestra libertad. La diversidad no enriquece, nos contrasta, a la par que nos enfoca y estimula en lo que realmente vale la pena: encontrar nuestro propio camino.

IMG-20190118-WA0003
Director del Equipo: Javier Alberto Sánchez M. Vice Directora: Claudia Carolina Vera

¿Qué tipo de filosofía encara?

 En cuanto a nuestra filosofía, podríamos decir que es bastante tradicionalista en su sentido más estricto (TRADICION viene del latín TRADITIO y que es la antítesis del inmovilismo y del ciego apego a lo antiguo. Es transmisión dinámica y critica de datos empíricos, lo cual permite una constante evolutiva) ya que buscamos el desarrollo integral de un individuo en todas sus dimensiones: físicas, mentales, emocionales y espirituales. Nuestros entrenamientos tienen por objetivo entrenar todos estos aspectos con el fin de poder manejarse y desenvolverse con destreza en la vida cotidiana que es donde debe verse el resultado final del entrenamiento. El énfasis en esto obedece a que son los aspectos internos los que moldearan y forjaran los externos. Se requiere paciencia, constancia y perseverancia para lograr una buena ejecución técnica.  También recurrimos  a entrenar de forma subliminal los aspectos que podríamos denominar “Místicos” de las artes marciales muy olvidadas en la actualidad y que forma parte esencial de la filosofía marcial. El manejo y control del KI o Chi a través de la respiración es una de las piedras angulares.

¿Por qué? ¿Para qué? ¿Cómo lo hace?

 Nuestra sociedad actual pide a grito ahogado este tipo de formación interna e integral. Los principios y valores comunes a todas las artes marciales (perseverancia, paciencia, respeto, integridad, espíritu indomable, lealtad, honor) son necesarios más que nunca en nuestro día a día. El saber que uno puede hacer algo para lograr un cambio lo obliga a uno a actuar. Según importantes investigadores de la Organización Mundial de la Salud existen tres males cuya gravedad y dimensiones pueden hacer colapsar la salud a nivel mundial y estos son: La Depresión, El Insomnio y la Obesidad. Estos tres gigantes pueden ser combatidos por la práctica de las artes marciales ya que desarrollara en el practicante importantes y positivos hábitos que lo ayudaran a mejorar radicalmente su calidad de vida y servir de ejemplos a otros.

De momento las clases regulares se hacen solo de la disciplina del taekwondo. La enseñanza y difusión de las demás disciplinas las realizamos de momento a través de Colonias de Vacaciones de Artes Marciales que por ahora son tres al año y esperamos poder ir aumentando el número más adelante. A través de estas colonias de vacaciones los participantes entrenan en todas las disciplinas ofrecidas y van decidiendo con cual poseen mayor afinidad y poder tomar la decisión de unirse a nuestro Equipo.

¿El Equipo de Exhibición cuenta con más de una disciplina? ¿Cuáles?

Actualmente cuenta con tres disciplinas marciales: Kung Fu Shaolin, Taekwondo WT e Iaido. Además también se desarrollan técnicas de defensa personal con y sin armas y para niños y adolescentes técnicas Anti Bulling. Es nuestro anhelo que más adelante podamos incorporar más artes marciales en este Equipo. Por ahora son las tres primeras citadas más arriba ya que son las que su servidor entreno y domina para poder transmitirlas adecuadamente.

IMG-20190118-WA0013

Arriba : ejecución de técnicas de Iaido.

Abajo: ejecución de técnicas de defensa personal.

IMG-20190118-WA0007
IMG-20190118-WA0009
IMG-20190118-WA0008
IMG-20190118-WA0011


 Desarrollo Técnicas de Taekwondo

IMG-20190118-WA0012

Desarrollo del seminario

¿Cómo abarca la filosofía de todas estas disciplinas para convertirlas en una sola? ¿O las trabajan de manera separadas?

 Como cite en una respuesta anterior consideramos la base filosófica de las artes como una sola, esperando lograr de esta manera el desarrollo de la capacidad de transferencia del conocimiento en otras áreas. No es nuestra intención hacer una fusión de artes marciales sino el comprender que todas ellas no hacen más que formar una gran familia. El entrenamiento físico lo realizamos por separado para poder así lograr una mejor organización. Los entrenamientos se realizan en distintos horarios ya que requieren calentamientos muy particulares en algunos casos.

¿Considera que las disciplinas marciales y sus filosofías tienen un objetivo en común? ¿Cuál?

La esencia de todas las artes marciales es la autoprotección y la prevención del peligro. A través de un continuo y serio entrenamiento uno aprende no solo la protección del cuerpo físico, sino también de su mente y espíritu. Se basan en enfrentar, resistir y sobrevivir sobre todo aquello que pueda dañarnos o destruirnos. Es mucho más que la simple ejecución de patadas y golpes y tiene un significado mucho más profundo que superar a un enemigo.

Con el paso del tiempo uno comprende que lo que verdaderamente puede dañarnos o destruirnos esta en nuestro propio interior. Nuestros propios pensamientos  y emociones fuera de control son un peligro no solo para nosotros mismo sino también para todo nuestro entorno. La capacidad de la autoprotección integral debe dar una sensación de Paz interior y Seguridad.

A través de las artes marciales es posible lograr esto ya que como estas surgieron ligadas a la guerra el guerrero debía enfrentarse a la posibilidad de matar o morir y a raíz de esto fue imperioso contar con un sistema conceptual que le permitiera afrontarlo equilibradamente en los planos mentales, emocionales y espirituales.

Tras la aparición de la pólvora y el desarrollo de las armas de fuego las artes marciales dejaron de relacionarse directamente  con la guerra y pasaron a construir sistemas de educación psicofísicas orientadas a sublimar la agresividad humana, volcando hacia el crecimiento interior del individuo una experiencia espiritual profunda y hacia fines socialmente útiles. Se tornaron en disciplinas formativas que apunten a producir un cambio en la estructura moral en la propia personalidad.

Hoy en día la filosofía marcial inspira una escuela de vida que permite al individuo ser más dueño de sí mismo, un ser mas equilibrado.

¿Por qué eligió ese nombre para su grupo de exhibición? ¿Cómo se trabaja allí? ¿Qué se busca lograr? ¿Se busca desarrollar más la parte marcial o deportiva?

 El nombre del Equipo: EL TIGRE Y EL DRAGON obedece a que son las figuras más alusivas a las artes marciales y también por su significado filosófico. El Tigre es el señor de la tierra y representa a las físicas y terrenales, el Dragón por su parte, es el señor de los cielos y representa las fuerzas superiores más etéreas y sutiles. Ambos aspectos son los que se buscan desarrollar en el Equipo.

El Equipo buscar desarrollar integralmente las artes marciales. Es indiscutibles que estas nacieron de la necesidad del combate y por ello no se puede olvidar el aspecto marcial. Tampoco  es conveniente hoy día ignorar el aspecto deportivo por los múltiples beneficios que este aspecto otorga en el aspecto social.

¿Busca trabajar la reflexión de los practicantes para crear un buen artista marcial? ¿Cómo lo hacen?

Es una vez más que el enfoque tradicional nos guía los pasos aquí. Nuestra metodología es básicamente explicar brevemente las técnicas a ejecutar y proceder inmediatamente a la ejecución rigurosa y repetitiva de la misma hasta lograr lo que se conoce como memoria muscular. El conocimiento empírico es la piedra angular por consiguiente a medida que se ejecutan las técnicas surgen genuinas dudas que los practicantes expresan a fin de mejorar su técnica. A modo de ejemplo cito una experiencia durante mi aprendizaje de iaido:

Mi Sensei constantemente reiteraba “controle su arma”. Lo repetía una y otra vez!  Hasta en sueños escuchaba esa voz! Durante mucho tiempo “suponía” (grave error) que se refería a la katana. Tenía un terror genuino a que la katana resbalara de mi mano y decepcionarlo. Durante la ejecución de un desenvaine muy rápido tropecé pisando mi propia hakama (indumentaria inferior usada por los samuráis) dando un respingo y en medio del breve susto la katana casi sale de mi mano logrando afortunadamente controlar nuevamente el agarre firme.

-Una vez más, el grito de mi Sensei no se hizo esperar: “CONTROLE SU ARMA”.

- Confundido le reclame que no había soltado el arma señalando la katana!.

- Al ponerse frente a mí y tomando la katana me dice: esto es un pedazo de acero! y dando tres toques con su índice en mi frente reitera: controle – su – arma!

Todo el tiempo suponía que el arma mi  arma era la katana, cuando en realidad mi arma era mi mente, debía mantenerla calmada, sin sobresaltos, sin miedo, solo calma debía estar presente. Pase lo que pase el miedo o la duda no debían entrar en escena. Mi mente era mi arma y como tal debía permanecer limpia y afilada.

“Este tipo de lecciones desencadeno un sinfín de futuras preguntas cuyas respuestas fueron esenciales en mi formación. La reflexión que surge de la comprensión real de las técnicas es esencial pues con el paso del tiempo estas no se olvidan. Hoy día en las academias se puede aprender en tres años lo que antes tomaba ocho o nueve años pero lo que fácil se aprende, fácil se olvida.”  

IMG-20190118-WA0014
Grupo del “Equipo Especial de Exhibición de Artes Marciales- El Tigre y El Dragón”

                                   

Te puede interesar