Circo Massimo: el boxeo consumido como un producto y no adquirido como cultura

Por: Lucila C.Centurión Cabrera Entrevistado: Daniel M. Gómez. Presidente de la Comisión Mundial de Boxeo
descarga

El boxeo es en la actualidad uno de los deportes más fomentados a nivel comercial, siendo considerado por gran parte de la sociedad  como un elemento más de distracción televisiva después de la cena.

Se han abierto cuantiosas investigaciones sobre el boxeo, abarcando su origen, propósito, papel en la historia y desarrollo. Sobre este primero se ha podido establecer que su nacimiento se remonta al año 4.000 a.C en Etiopía, en donde fue difundido primeramente a la civilización egipcia y mesopotámica. Desde entonces se expandió por el mundo, las primeros en tomar parte en el desarrollo del boxeo fueron la civilización minoica (desarrollada en Creta) y la India, siendo la civilización mesopotámica pionera dentro de ella.  A lo largo de la historia el boxeo en su esencia formó parte de las grandes y antiguas civilizaciones (como hemos expuesto anteriormente) pero así también dentro del sistema social y cultural de dichas civilizaciones, pero dentro de la griega fue en donde su esencia se desarrolló dando paso a las primeras características deportivas. Su práctica era llevada a cabo en las polys griegas por parte de los guerreros, una versión de la historia cuenta que los guerreros micénicos practicaban el boxeo como parte de las competiciones que se celebraban en honor a los caídos; Ilíada (canto 23). Por entonces el equipamiento consistía en los himantes, tiras de cuero de vacuno que tenían la función de la protección de los nudillos, y los sphairai con la parte interior acolchonada (similares a los himantes que fueron introducidos hacia el año 400 a.C). Otro elemento de práctica y entrenamiento eran los korykos, bolsas de cuero rellenadas con tierra, arena o mijo, precursoras de las actuales bolsas de box.

Parándonos sobre la actualidad, el boxeo pasó de ser un combate neto cuerpo a cuerpo, a un deporte oficializado, esto sucedió en el año 1904 cuando fue proclamado deporte olímpico.

Daniel M.Gómez, presidente de la Comisión Mundial de Boxeo “World Boxing Commission” nos define porqué el boxeo es un deporte rico en su consistencia y los beneficios culturales  que de este derivan.  

“El boxeo es un deporte, ateniéndonos a la definición clásica de deporte que significa <<la práctica arreglada de las actividades físicas>>, el boxeo encuadra totalmente dentro de esa definición. El boxeo, para dar una idea más abarcativa, es un trípode, su funcionamiento lo es. Una de las patas de este trípode es la historiografía del boxeo, como surge, cuáles fueron sus elementos descollantes en la historia. La otra pata, que es a la que nos dedicamos los dirigentes, es la reglamentación, el boxeo es un deporte muy rico reglamentariamente, y a diferencia de otros deportes estratificados en la reglamentación se ha ido modificando d acuerdo a las necesidades nuevas que existen en la actividad. Algunas veces para bien y otras veces para mal.

En el derecho comparado con el boxeo no todos los organismos tienen las mismas reglamentaciones. Y la tercera parte que es la que está dedicada directamente a la actividad y es la que la conocen y se desarrolla lo técnico es precisamente la técnica, la actividad del gimnasio mismo donde se aprende la práctica de la actividad. Eso tres elementos son lo que conforman lo que sería ser un experto en la actividad de la que estamos hablando.”

Como todo lo que comprende al sistema de la vida el boxeo sufre de flagelos, en su caso actual, de flagelos institucionales que priman con los practicantes y boxeadores profesionales para enriquecerse a través de los puños de estos. Esto se debe a que el boxeo dejó de considerarse, por gran parte del público, como un deporte , del cual se puede aprender y nutrirse, sino más bien que lo consumen con una visión de entretenimiento. Tal es así que el sistema de consumo dejó de propagarlo como un elemento cultural, sino más bien que comenzó venderlo. De esta forma la mercancía llegó a gustar a gustar más que los expositores, estos se convirtieron en mano de obras y la violencia el producto…

“Realmente el boxeador puede convertirse en un competidor descomedido o puede realizar su actividad consiente, es una elección individual. El boxeo es un deporte individual. En la actividad profesional el boxeo pasa a ser un trabajo, a veces escasamente remunerado, y sin los controles necesarios para que la salud del boxeador quede en perfectas condiciones una vez que termine su vida activa dentro del boxeo. ¿Por qué motivo? Y porque los que prima en el contrato de parte de la patronal, que serían los promotores, es que haya espectáculo, y que haya espectáculo significa muchas veces un riesgo que en el argot del boxeo significa que haya <<golpes de más>>.Esto se ve muy poco en la Argentina, porque más allá de la diferencia que tenemos entre todas la organizaciones el boxeo tiene un control diferente al que tienen los grandes espectáculos en donde vos ves realmente masacre y donde como hay millones de dólares atrás de la organización  del evento en donde se busca satisfacer la necesidad del espectador, no es que haya que hacerlo es lo que se hace” (…)

“El boxeo es el único deporte clasista, clasista no en función en la ideología de clases, si no en la composición, la gran mayoría de los deportes tienen una interacción entre las clases sociales. Lo practican jóvenes de clase media, del sector obrero. El boxeo no tiene eso, es muy raro que una persona de una clase que no sea de los estratos populares de la sociedad se ponga a practicar boxeo. En tal sentido y por las circunstancias imperantes en estos sectores sociales se llega al boxeo con una cantidad de carencias importantes, cuando estas carencias se centran en lo alimenticio cuesta mucho establecer una ida a condiciones físicas que sean las adecuadas y satisfactorias para la práctica de la actividad. El para ellos ha sido un trampolín para vincularse con controles médicos periódicos, relaciones humanas de otros países y clases, salen de un sector que está muy castigado para vincularse en actividades que lo elevan como ser humano.”

En la sociedad actual se ha estigmatizado al boxeador como <<violento>> muchas veces se han utilizado afirmaciones como “seguro que te pega, es boxeador”, esto se debe a que en la historia argentina hubo casos de violencia doméstica (incluyendo muerte) en las que boxeadores profesionales se han visto envueltos, uno de los más conocidos es el de Carlos Roque Monzón. Por supuesto que la prensa por su parte ayudó condenado un deporte (cimentado en disciplina), más allá del individuo que lo practicaba, dejando así un vestigio hondo y erróneo sobre este.  Daniel M. Goméz nos deja muy claro este punto…

“Con respecto a que el boxeo es violento y sus practicantes, y…mira es un deporte de contacto pero que se desarrolla con dos personas en igualdad de peso y de capacidad, bajo la admonición de un reglamento. Entonces llevándolo a un terreno sociológico hubo un boxeador que se llamó Andrés Selpa que explicaba en un libro, que él mismo escribió, que el boxeador es un chico que no jugó, o sea que por el origen que tiene no pudo tener la actividad lúdica que permite a todos los niños ir elaborando la violencia. Que es lugar en donde juegan, y generalmente el boxeador (haciendo referencia al futuro deportista) estaba trabajando o estaba alejado de la práctica lúdica del juego. Entonces esa violencia contenida la expresa arriba del ring en una pelea de tres minutos de round. Y esa actividad, que es una actividad profesional, no está en consonancia en el desarrollo de su vida privada, en absoluto, al contrario, son muy poco los casos de boxeadores que están incursos en violencia callejera.”

Te puede interesar