NAM KYU BAK “UN LEGADO DEL HAPKIDO EN AMÉRICA LATINA” ((1943-2015))

Fuente Directa : Revista Master Hapkido CKA Fotografías: CORTESÍA DE Revista Master Hapkido CKA Director de Revista Master Hapkido CKA: William Rayo Rosero

El maestro Bak Cho Nam Kyu nació en Taegu – Corea del Sur el 7 de septiembre de 1943 padre de 6 hijos René Bak (Ecuador), Nami Bak (Panamá), Sugui Bak (Panamá), Hegmy Kyuline Bak Pantaleon (Colombia- Ibague), Jhong Huun Bak Pantaleon (Venezuela-San Cristobal), Jhong Hagner Bak Pantaleon (Venezuela-San Cristóbal), durante su permanencia en en Corea inició la práctica y el estudio del Hapkido en el año 1956 y obtuvo su 3er DAN en el año 1962 (DAE HAN HAPKI SOOL MOO DO) organización dirigida por el GM Ji Han Jae y Kim Moo Hong en la ciudad de Taegu, para el año 1969 se establece en Seúl y allí continúa su formación con el Maestro Kim Yong Gue quien enseñaba en la universidad de Seul y con quien obtuvo el grado de 5º DAN. De igual manera en su paso por la Universidad

decide entrenar Judo y Tae Kwondo en el cual obtuvo el rango de cinturón negro 4º DAN, pero posteriormente decidió dedicarse de lleno al estudio del Hapkido.

El GM Bak se enfocó en su vida laboral a la enseñanza del Hapkido y como instructor de defensa personal, luego se traslada a Sur América en el año 1969 llegando por primera vez a Colombia (1969 – 1971), radicandose en las ciudades de Bogotá y Cali, donde continuó la enseñanza y difusión de este arte marcial, de igual manera trabajó como Terapeuta en Quiropraxia y Acupuntura.

Para ese momento ya radicado en Colombia, toma la decisión de abrir su primera escuela en la Ciudad de Bogotá y al mismo tiempo se desempeñó como instructor de defensa personal en la Escuela de Suboficiales de la Policía Nacional.

Teniendo en su corazón la llama del Hapkido y deseando expandir este arte marcial por toda Sur América, decide trasladarse a Ecuador (1971-1975), estableciéndose en las ciudades de Quito y Ambato, posteriormente viaja a Venezuela (1975-2015) llegando a Caracas y radicándose definitivamente en San Cristóbal estado del Táchira, donde permaneció hasta sus últimos días.

En el recorrido por estos tres países de Suramérica, dejó varios alumnos entre los que se destacan:Colombia: No existe registro de que haya graduado cinturones negros en este país.

Ecuador: Maestros Gonzalo Viteri y Mario López.

Venezuela:

Antes de nacer sus hijos se presentaron muchas discrepancias con algunos de sus alumnos por faltas graves de respeto hacia su persona y a pesar de que eran cinturones avanzados, el GM Bak los degrada y desconoce su legitimidad como alumnos suyos, a partir del año 1985 se dedicó a enseñarles a sus hijos Jhong huun, Jhong hagner, Hegmy Kyuline las técnicas originales del Hapkido Tradicional que él había aprendido en Corea de sus maestros y se enfocó en la enseñanza moral y teórica de este arte marcial.

Teniendo en cuenta lo anteriormente descrito su prioridad en la práctica y enseñanza de este arte marcial se enfoca de cierta manera a la privacidad de un grupo de alumnos que él seleccionó, enfocando su trabajo en programas de defensa personal, exhibiciones y en torneos internos de su propia escuela, alejándose de la vida pública, decidiendo no participar en eventos o torneos abiertos de otras organizaciones; de esta manera en su creencia mantendría la pureza de su linaje ydel Hapkido que aprendió.

En tal sentido, independiente de sus hijos solo reconoció en Venezuela como sus alumnos a los siguientes maestros:

Denis Pantaleón Marco Medina (Estados Unidos) Ittersson Alemán Paul Machado Jorge Camacho Javier Guerrero

Ramon Marciani William Lara Carlos Useche Gerardo López Alfonso Mogollón (España) Mario Manama (España)

Sus discípulos que se encuentran impartiendo sus conocimientos a lo largo y ancho de la geografía son hoy ejemplo de sus enseñanzas amor y entrega, quienes fueron sus alumnos, los del pasado y los de ahora, recuerdan al maestro Nam como un hombre serio y responsable, pero por encima de todo apegado a los cánones del Hapkido.

Durante su carrera marcial el Gm Bak Nam Kyu recibió muchos reconocimientos por la labores ejercidas en la

Como legado de este Gran Maestro, se mantiene su academia en San Cristobal, Venezuela la cual en la actualidad es dirigida por el Maestro Bak Jhong Huun y sus Hermanos. El maestro Bak Jhong Huun, nació en San Cristóbal, Venezuela en 1983, con tan solo 3 años de edad inicia el aprendizaje del Hapkido, adquiriendo toda la doctrina y heredando todas las bases de este arte milenario de su padre, en su adolescencia recibe su cinturón negro y posterior viaja a Corea del Sur para certificar y autenticar sus diplomas y el grado de 4º DAN, en la actualidad ostenta el grado de 8º DAN.

Con su legado el GM Bak Nam Kyu deja una huella profunda en todos aquellos que le conocieron, entendiendo que el Hapkido que él enseñaba permitiría formar personas íntegras con altos estándares morales y afianzados en la lealtad y a su vez con un alto grado de conocimiento y dominio en el el arte que él enseñó y adaptó para Sur América, especialmente en Venezuela donde pasó la mayor parte de su vida.

Ya entrados en el año 2015 el GM Bak presenta quebrantos de salud significativos al sufrir deficiencia respiratoria secuelas del A.C.V (accidente cerebro vascular) sufrido en el año 2006 en Korea.

policía, en el Fuerte Murachi de Vega de Aza, del estado Táchira, en la policía metropolitana de Cotiza, en el regimiento de guardia de honor en Miraflores, en el batallón de escoltas en La Casona, en Caracas, obtuvo el título de detective privado en Maracaibo estado Zulia, en el año 1995 la Federación Coreana de Hapkido le otorga el título de Gran Master.

Solo nos queda recordar, sus habilidades, su compromiso, su profesionalismo para la enseñanza y difusión del Hapkido y esto será un legado del Hapkido en América Latina que perdurará en el tiempo y en la mente de todos aquellos que le conocieron y compartieron sus enseñanzas, y para nuestros lectores será el reconocimiento a uno de los Grandes del Hapkido que permitió que este bello arte se diera a conocer en nuestro continente.

Fuente: Entrevista realizada a su familia, y a los Maestros Jhong Huun Bak y Jhong Hagner Bak

Te puede interesar