Actualizarse o morir… una realidad en las artes marciales.

Por Sergio Manuel Rubio Garay.
presentación

La gente piensa que las artes marciales por ser sistemas de defensa personal o de combate
que tienen desde décadas hasta siglos de existencia no requieren evolucionar, que son
estáticas; nada más alejado de la realidad porque al ser una disciplina creada por el ser
humano se vuelve también perfectible y dinámica.
Hace varios años podíamos ir a una escuela de artes marciales y ver que se trataba con
dureza y disciplina a los aspirantes a artistas marciales sin que ellos protestaran, objetaran o
incluso quisieran demandar al instructor por su método tan fuerte de entrenamiento.
Actualmente, en algunos países desafortunadamente se ha visto afectada la forma de
entrenar y se han tenido que modificar los contenidos tradicionales para poder transmitirlos a
las generaciones que algunos llaman milenials.
En nuestro caso, la eskrima filipina de Cacoy Cañete Doce Pares en México aunque es
joven a comparación de otras disciplinas ha trabajado en mejorar sus técnicas y aplicar más
pedagogía con la finalidad de convencer al practicante de que es necesaria la dureza en el
entrenamiento dado los momentos socioeconómicos y políticos de algunos países que están
generando una inseguridad desbordada y que de la corrupción hace que no se pueda tener
confianza en las autoridades. Es por ello que el domingo pasado se presentó en las
instalaciones de “Artes Marciales Unidas, A. C.” en la Ciudad de México la versión
actualizada de la “Guía del Eskrimador” presidida por su autor Guro Tomás Manuel García
Valverde, la cual fue revisada por Guro Ernesto Infante y Guro Sergio Manuel Rubio Garay, y
patrocinada por Máster Fernando R. Olvera Betancourt representante de Cacoy Cañete Doce
Pares Worldwide en México; donde se exhibe una revisión y adaptación técnica de nuestros
temarios sobre una base pedagógica más completa para que le demos a nuestros
aprendices bases adecuadas para poder adaptarse a todos los cambios por venir.

Boletín de noticias