Nada que perder

Notas 07 de agosto de 2019 Por
FUENTE: Circulo Aikikai de Rosario
FB_IMG_1565198165053

Un esclavo había tropezado en la casa de su amo, con la consecuente desgracia de derramar un jarro de agua sobre un invitado de este. El invitado, un noble famoso por sus hazañas en las guerras, retó al esclavo a un combate con espada al alba, a muerte. El esclavo le dijo a su señor que él no había empuñado un sable jamás en la vida y que saldría muerto del encuentro con el noble. El señor, tenía una gran estima por el esclavo, así que le propuso un trato:- luchemos tu y yo ahora aquí. Coge una espada y lucha conmigo. Si ganas, moriré, pero serás libre de ir donde quieras. No tendrás que acudir mañana al encuentro pues, serás un hombre libre.Tu honor ya estará honrado con mi muerte. Pero si no ganas, morirás atravesado por mi espada. El esclavo, dudó pero al no tener nada que perder, aceptó el trato y luchó contra su amo. El amo era un antiguo guerrero que tenía un dominio espectacular del sable, pero el combate le resultó más largo y pesado de lo que jamás hubiera podido imaginar. En un descuido del esclavo, el señor le clavó el sable y el esclavo murió. Los que vieron el combate le preguntaron al señor porque se dejaba ganar durante el combate, y este respondió:- "no he vacilado ni un momento. No he dejado de luchar todo lo eficazmente que he sabido... pero he luchado contra un hombre que no tenía nada que perder. Ese es el peor enemigo que un hombre puede encontrarse en la vida... alguien que no tiene nada que perder".

Boletín de noticias